Instagram Linkedin Facebook Twitter Youtube
"Nuestro objetivo: su tranquilidad"
967 101 058
Portada > Consejos

Niños

Hay cinco puntos fundamentales que hay que considerar cuando se trata de niños:

  • No subestimar jamás qué puede hacer un niño: Los niños aprenden rápido. Por lo tanto, hay que asumir que el niño es siempre más móvil y diestro de lo que pensamos.
  • Reconocer cuál es la "edad apropiada" para cada niño: Las precauciones de seguridad en el hogar necesitan estar al nivel del ritmo de los niños que allí habitan. Es importante adelantarse a nuevas destrezas, como, por ejemplo, bajarse de la cuna o abrir la puerta.
  • Crear un ambiente seguro: Eliminar los peligros que están físicamente a su alcance.
  • Supervisar cuidadosamente a los niños: La supervisión adecuada no tiene sustituto, independientemente de lo seguro que a priori sea el ambiente o la situación. Debemos saber dónde están y qué están haciendo los niños en todo momento.
  • Enseñar seguridad: El objetivo final es ayudar a los niños a aprender cómo cuidarse por ellos mismos. Si les explicamos gradualmente las precauciones que han de tener tanto en el hogar como fuera de él, asumirán como necesario un buen comportamiento.

 

Recomendaciones generales con niños

  1. Los suelos deben estar muy limpios. Además, hay que vigilar constantemente que no hayan caído cristales, objetos afilados, colillas de cigarrillos, pelusas, cerillas, monedas o cualquier otra cosa que pueda intoxicarlos o atragantarlos.
  2. Alejar las bolsas del alcance de los niños. Son muy peligrosas y si se la colocan en la cabeza podría asfixiarse.
  3. Si los enchufes están cerca del suelo, hay que evitar que el niño tenga acceso a ellos. Son necesarios protectores específicos que eviten el peligro.
  4. Los cables de cualquier aparato eléctrico que no esté en uso no deben quedar colgando de los muebles. Los niños podrían tirar de ellos y hacer que el aparato les caiga encima.
  5. No usar manteles que cuelguen. Los niños podrían tirar de un extremo y las cosas que estén sobre la mesa caer y golpearlos.
  6. Asegurarse de que, en las bases de los muebles, o en la altura por la que se mueven los niños, no hayan bordes afilados o adornos puntiagudos que puedan dañarles.
  7. Hasta que el niño crezca lo suficiente como para entender que ciertas cosas son frágiles y se rompen, es mejor guardar fuera de su alcance los adornos y objetos delicados.
  8. Si hay escaleras en el ambiente por el que se mueven, será necesario colocar barandillas que no les permitan bajar o subir solos.
  9. No guardar los productos de limpieza en un lugar accesible para los niños.
  10. No dejar restos de bebidas alcohólicas al alcance de los niños. Basta una pequeña cantidad para intoxicar a un niño.
  11. Todos los medicamentos, jarabes, aspirinas o vitaminas deben estar fuera del alcance de los niños.

 

Arriba Enviar a un amigo Volver AtrásVolver Atrás

 
Diseño y Desarrollo web Im3diA comunicación. Esta página está optimizada para navegadores Chrome, Internet Explorer 9 y Firefox 4.0.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra
política de cookies